En la 8a planta del hotel que los barceloneses siempre hemos mirado la hora en la misma Plaza de España se encuentra The Clock.

Esta terraza hace las delicias de quienes querían observar la plaza, el Museu Nacional d.Art de Catalunya, las cuatro columnas o los cambiantes colores y formas de la Font Màgica.

La terraza ofrece las mejores vistas con zonas muy cuidadas alrededor de la piscina con camas balinesas, tumbonas, barra o área chill out.